Mañana Estrenamos “Crónicas, de días enteros, de noches enteras”

Es un material para armar confrontaciones, para dar voz a personajes sin nombre. Para que las hablen, para que estallen contra las paredes, sin flores, sin maquillaje.

Después de 8 meses de investigación y 4o días de ensayo, nuestra nueva producción, dirigida por Blanca del Barrio, verá la luz mañana en el Teatro Casyc de Santander a las 20:30h.

“Un proceso muy bonito, un reto de trabajo, mucha intensidad, y por momentos muy duro” así define Iria Angulo, una de las actrices del montaje, como ha sentido este proceso creativo, en el que ha estado acompañada de Nacho Haya, Yolanda González y Antonio Fernández. Actores y actrices que podemos decir con orgullo que han salido de la cantera de Escena Miriñaque.

Lo que contamos es la cronicidad de las relaciones humanas de la relación con el otro, algo que parece ser que desde siglos no se resuelve, y es enfermizo en nuestra sociedad, lo vemos por ejemplo en las manifestaciones contra la violencia. La violencia es el tema que articula este nuevo montaje, las relaciones humanas, la soledad o la falta de comunicación son algunos temas que estarán presentes en las 26 historias (crónicas) que presentamos.

“Para la compañía esta producción ha sido un reto, porque hemos salido del formato habitual en el que estamos acostumbrados a trabajar como compañía, en el que son 2 actrices con una creación y un texto propio de Blanca del Barrio, y en esta ocasión hemos querido ampliar el reparto, ser un equipo más grande, y recurrir a un texto ya escrito, bajo la visión y adaptación particular de Blanca” palabras de Noelia Fernández, ayudante de dirección.

La investigación con la escenografía, la iluminación, y la parte artística de los actores ha sido arriesgada, original y bella. Ha sido un lujo haber podido contar con Javier Torrado que ha hecho una propuesta que ha cumplido y ha sabido resolver muy bien la necesidad de Blanca y lo que estaba necesitando. Este montaje tiene la peculiaridad de que la escenografía cobra tanta importancia, hasta el punto de que la podemos considerar el 5º personaje, además superando un reto más, ya que lleva un sistema de iluminación inalámbrico que ha desarrollado Pablo Turanzas. Decir que sin la complicidad de Eduardo Cando, este proyecto no podría haber sido posible, ya que fue el encargado de realizar tanto la escenografía como todo el conexionado eléctrico.

El diseño de iluminación no ha sido fácil, precisamente por esta peculiaridad de la escenografía, que al llevar iluminación propia amplia el número de posibilidades, y ha sido Ángela Sáez la que ha sabido seleccionar en cada momento lo que se necesitaba, y no perdernos en las muchas posibilidades que hay, y saber dar siempre la nota exacta.